k pdo ptos kmo stan o q?

miércoles 20 de diciembre de 2017

No se asusten, no voy a escribir todo el post así, nada más es el título. Todos en algún momento de nuestras miserables vidas -generalmente durante la adolescencia- llegamos a escribir así. Sea por la razón que sea: “estamos chavos y todos los chavos escriben así“, “es más rápido escribir así“, “estoy bien pendejo y nunca aprendí a escribir correctamente por estar tragando mocos en la primaria“; como para todo, hay un tiempo y lugar.

Realmente me parece muy incómodo y estúpido estar hablando con alguien, especialmente de un tema serio, o en un ámbito formal, y que escriban como niña de secundaria escribiéndole una carta a su amiguita para contarle que soñó que algún güerillo metrosexual de *inserte nombre de boy band de moda* le daba por el culo. Sinceramente no puedo tomar en serio a la gente que escribe así, sea quien sea no merece ni mi atención ni mucho menos mi respeto. Digo, si no pueden respetar ni su puta lengua madre, cómo se puede esperar que respeten cualquier otra cosa o persona, o cómo pueden esperar el respeto de alguien más. Y luego claro, están los que escriben el español con los pelos del escroto, ah pero ahí andan de gringos publicando estados en inglés. HAHAHAHAHAHA hazme el putísimo favor, que a huevo también lo escriben con los pedazos de caca que se les quedan atorados entre los pelos del culo, porque asumo que tampoco saben siquiera limpiarse bien el orto. O sea, primero aprende a limpiarte la cola, luego a hablar bien tu idioma, y luego ya vas a andar haciéndole a la mamada en otro idioma.

En algunas ocasiones me correspondió revisar solicitudes de empleo, y recuerdo algunas -emm, muchas- escritas de esa forma, toda mal. Digo, no porque vayas a venderle tu dignidad a McDonald’s o a OXXO quiere decir que no necesites saber escribir bien, pero tampoco es algo que tengas que estar evidenciando en tu solicitud. Un trabajo, desde el momento en que mandas tu solicitud es un asunto serio, y debe tomarse como tal. Pero neta hay gente que ni eso ni su puta vida puede tomarse en serio, aún en lo más mínimo tal vez, como su forma de escribir.

Y sí, hasta yo llegué a escribir como pendejito en algún momento, digo, no hay nada de malo en eso, pero llegué a un punto en que dije “no mames, qué pendejo me veo, ya estuvo“, y aunque no soy ningún genio literario, al menos procuro cuidar mi ortografía y gramática. El problema es cuando la gente no llega a ese momento de claridad en que se dan cuenta de lo estúpidos que se ven, y pues ahí siguen, hasta avanzadas edades, escribiendo como si aún tuvieran 12 años. No tienen idea del coraje que me da, y más que nada, la sensación de cómo se me frunce todo el tracto digestivo por la pena ajena que me da ver gente mayor escribiendo así; peor aún, gente con cargos importantes o elevados, o especialmente, maestros, gente que se dedica a enseñar y educar. Ahora sí que ¿qué pinche ejemplo están dando?

Ya ni siquiera digo que deban escribir correctamente al 100%, con perfecta ortografía y acentuación. A veces ni yo uso acentos, ya sea por huevón o porque estoy escribiendo en el celular y, bueno, me da hueva; pero no me ensartaron tres años de mecanografía para no haber aprendido a escribir chingón y a madres al menos con un teclado apropiado. Pero bueno, mínimo que escriban bien las palabras, al menos con la cantidad de letras que deben llevar. A todos se nos va un acento de vez en cuando, a todos se nos va una s en vez de una z, una b en vez de una v, pero así se va aprendiendo. Neta, por favor, no se queden estancados en escribir mal nomas porque es más rápido o está de moda, acepten la crítica constructiva y las correcciones, y escriban bien con una chingada. Si no, todo lo que me digan que esté mal escrito lo voy a tomar como irrelevante y cualquier respeto que les tenga se va a ir a la mierda. Y por favor, por favor, aprendan la diferencia entre haber, a ver, y aver.

¿Te gustó el post? ¡Compártelo en tus redes y con tus seres queridos y odiados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *